Devenir / Becoming

DEVENIR

Extrañeza de ser
siguiendo vacilante
los sinuosos caminos
de la desesperanza.

Espero al no ser.

Sin apartarme de ti
lejos ya, voy
caminando descalzo
aún sobre el abismo.

Suerte, vivir, ganar la vida
con la poesía a cuestas
tendida sobre los postes
y los cables y las tripas
de toda esta ciudad.

Sin calma, con calamidad
con desesperación y aún
con poesía.

GALILEO CONTRERAS ALCÁZAR
IMAGEN: Gotas Do Céu Abismo, CONI VALENTE

BECOMING

Strangeness of being
tailing hesitant
the serpentine trails
of sorrow.

I await the non-being.

Without drawing away from you
far already, I am
walking barefoot
still on the abyss.

Fortune, living, earning life
with poetry on my back
lying over the poles
and the wires and the guts
of this entire city.

Without calm, with calamity
with desperation and yet
with poetry.

By Galileo C. Alcázar/ Translation by Mar M. Leonard
Image: Star Trails, Trevor Dobson


Apoya nuestro trabajo creativo haciendo una donación:

https://www.paypal.com/biz/fund?id=JK7RLFQBCSEC6

Estándar

Propósito inalcanzable

Retrato de hombre, Sulayr Etxea

Por Galileo Contreras

1 de enero de 2020. Le echo un vistazo al listado de propósitos que no voy a cumplir. Y no es que sea un hombre sin palabra. Mi vida ha sido de retos y todos los he cumplido. Cada año me imponía una meta que terminaba sobrepasando. Aceleradamente mis propósitos y estrés fueron creciendo y cada año era más. Nada me parecía imposible. Coche nuevo al año, un piso, un loft, una casa, otra, vacaciones en paradisíacos y exclusivos destinos… nunca hasta hoy que le echo un vistazo a este listado veo el costo. Hoy con un solo propósito que no llegará. La vida ha sido cara, si bien me va, dijo el doctor, llegaré a febrero.

Imagen: Lápiz conté sobre papel reciclado A3, sulayregea@hotmail.com
https://www.instagram.com/sulayr_etxea/?hl=en


Apoya nuestro trabajo creativo:

https://www.paypal.com/biz/fund?id=JK7RLFQBCSEC6

Estándar

MORDAZA

Por Galileo Contreras Alcázar

Algunas veces lo desconocido llega por sorpresa, y eso que mi labor diaria me hizo casi insensible a las movidas más viscerales del entorno, la nota cotidiana es mi vida. Recuerdo la tinta fresca de los diarios al dirigirme al colegio, me quedaba un momento frente al quiosco y respiraba los encabezados más insólitos. Ahí supe qué sería mi vida: llevaría por siempre el estigma de la letra impresa en mi frente, dedicaría mi esfuerzo al trabajo periodístico y aparecería mi nombre en todas partes; un sueño ingenuo, pero a medida que crecía, cada vez más real. Tantas primeras planas me dieron que el oficio se volvió monótono, al fin uno se acostumbra a escribir por obligación. Pero también el curso ordinario de los días se rompe, y lo que sabemos que era la libertad se consume. Entonces, de un momento a otro el oficio se vuelve peligroso y la censura se predispone a costa de los valientes, quien diría que lo que antes era crítica ahora sería alabanza para los que detentan el poder. Mordaza es ahora lo que no supimos cuidar como ciudadanos, pero ¿qué haría yo por publicar lo que ahora me callo?


¿Nos invitas a café? Apoya nuestro trabajo creativo aquí:

https://www.paypal.com/biz/fund?id=JK7RLFQBCSEC6

Estándar

Caléndula al alimón

Por Galileo Contreras y Mar Martínez

Pensaba que los pasos odiaban el teléfono y la poesía

el teléfono cuenta los pasos y la poesía las penas

penas compartidas en nuestros pasos

ojalá fuera la vida más que una manzana.

.

La vida en la Gran Manzana es infinita como tus sueños

donde la segunda persona es también la primera

con una flor para cada uno

la manzana del siglo XXI no es manjar de diablos.

.

Cautiva navegas un mar cibernético sin vela ni alas

con tridente y escamas

de pez Neptuno.


Fotografía de caléndula: Galileo Contreras


¿Nos invitas a un café? Apoya nuestro trabajo creativo con una donación:

https://www.paypal.com/biz/fund?id=JK7RLFQBCSEC6

Estándar